Número Registro Sanitario: C-36-002163
620 142 894
1ª Consulta 50%
Últimas noticias y recomendaciones

Categorías

Habilidades Sociales Básicas.

19/07/2015· Habilidades Sociales

Las habilidades sociales son fundamentales para sentirnos bien, tener más oportunidades y ser personas más exitosas, sin embargo, como en la mayoría de las cosas, nos gusta complicarnos bastante y pensar que aprenderlas es algo muy complicado; ¡nada más lejos de la realidad! Aunque existen distintas técnicas específicas para fomentar las habilidades sociales, la 'casa' debemos construirla siempre desde los 'cimientos' y normalmente es ahí donde la mayoría fallamos, en las cosas más fundamentales. Si sigues estos tres simples consejos comprobarás que es tener habilidades sociales es más fácil de lo que pensabas. • ESCUCHA Y HAZ PREGUNTAS. Cuando hablamos con alguien tendemos a sacar nuestras propias conclusiones acerca de lo que nos está diciendo, adelantamos en nuestra mente qué vamos a contestarle y sin darnos cuenta acabamos dejando de lado el discurso de nuestro interlocutor, además muchas de las suposiciones que hacemos no tienen por qué ser ciertas y acabamos llegando a malentendidos. Deja de preocuparte por lo que opinas y cómo lo vas a defender cuando te llegue tu turno. Concéntrate en escuchar a la persona que tienes delante; sin olvidar que, si le hacemos preguntas para indagar en lo que nos está diciendo daremos la imagen no solo de que lo estamos escuchando sino que además nos interesa entenderle bien. • HABLA DESPACIO. Cuando estamos nerviosos, sin darnos cuenta, nuestro discurso se acelera y de manera inconsciente nuestro interlocutor es capaz de percibirlo: nota que algo no va bien y lo normal es que adopte una postura de alerta y defensiva ante nosotros. Por el contrario, cuando hablamos con un ritmo y tono de voz adecuado, transmitimos tranquilidad y proyectamos seguridad en nosotros mismos y en lo que decimos. • SONRIE. Siempre hemos escuchado que la sonrisa es un arma muy poderosa y es que, cuando lo hacemos relajamos la tensión que pueda haber a nuestro alrededor, creamos un ambiente idóneo para el diálogo y de esa manera, provocamos que la otra persona esté más receptiva a nuestro mensaje. ¿Serías capaz de ponerlo en práctica?

Tus problemas tienen solución

Contacta con nosotros para solicitar información o para concertar una cita con nuestros profesionales.